Leyenda de La Sayona, la llorona de Venezuela

leyenda de la sayona

La leyenda de la llorona no es única de México, En otros países como Venezuela también tienen una leyenda con una estructura muy parecida, aunque allá en Venezuela se le dio el nombre de la Leyenda de La Sayona. La leyenda ocurre en la zona de “los llanos” y se ubica en la época colonial.

Describe la historia de Casilda, quien llamaba mucho la atención por su elegante encanto y una alta estatura, un cabello negro muy largo y una belleza esplendida.

Casilda contrajo nupcias con un caballero del pueblo, nombre y de buen corazón. Éste se desvivía por ella y con los meses tuvieron un hermoso hijo. Pero Casilda tenia un gran defecto: Era demasiado celosa.

Se dice que en aquel lugar también habitaba un hombre de muy baja reputación, que tenia fama de acostarse con muchas mujeres del pueblo, a Casilda la acosaba a pesar de que ella era una mujer casada.

La leyenda de la Llorona, recopilación

Él la espiaba cada que Casilda iba al río a bañarse, pues acostumbraba desnudarse para tomar el baño, hasta que un día ella se dio cuenta de la presencia de este hombre entre los arbustos.

Ella lo encaro y el le contesto que solo había ido a avisarle que su marido la estaba engañando con su propia mamá. Por lo que provoco la ira de Casilda y fue a prenderle fuego al hogar. Al interior se encontraba su esposo y su pequeño hijo, los cuales pedían ayuda a gritos, pero Casilda solo se quedo ahí de pie viendo como todo se quemaba.

La mujer se marcho a la casa de su madre, a la que sin advertencia le propino tres machetazos en el estomago. La madre ya moribunda solo alcanzó a decirla a su hija con el ultimo aliento: “Yo no hice nada y jamás te mentí, pero tú cometiste el peor de los pecados y yo te condeno: Sayona serás para siempre, y en nombre de Dios, que así sea”.

Cuando Casilda se dio cuenta de su acción se arrebato la vida. Se dedico a penar con su figura fantasmal de mujer bella vestida de blanco, con una larga túnica, la cual se le aparece a los hombres que engañan a su pareja o que quieren una dama ajena, ésta permite que la cortejen y cuando menos lo esperan solo les enseña sus colmillos y acaba con la vida de sus victimas.